La fotografía de producto, sobre todo la fotografía de lifestylees la que está en su furor gracias a la necesidad de las empresas grandes y pequeñas de alimentar sus redes sociales, tales como Instagram, Pinterest y twitter.

Producir imágenes para un mes de una sola marca, puede ser abrumador, pero aquí van algunos consejos prácticos de nuestra profe del curso de fotografía de producto    

CONSEJOS PRÁCTICOS EN FOTOGRAFÍA DE PRODUCTO

1. Busca referentes de otras marcas, estos serán tu plan Z. Tener un plan de acción final, en caso que los demás no funcionen te darán la calma y tranquilidad para realizar nuevas imágenes.

3. Realiza una paleta de color de entre 5 y 7 colores, y busca todos los objetos en tu casa, la de tus amigos, estudio fotográfico que cumplan con la paleta. Esto te facilitara en la composición.

2. Toma el producto de tu cliente y pregúntate: ¿Dónde no usaría este objeto? Un buen ejemplo, de un cliente que vende tapices realizados a mano, era imposible poner un tapiz como separador de libros, ¡pero una sola de sus lanas es el separador perfecto para todo buen lector! Otra buena pregunta es: ¿Para que no se usa ese objeto?

4. Usa un cronometro para trabajar. Estipula 4 horas para realizar las 30 imágenes, y divide el tiempo. La presión del tiempo te impulsara a trabajar, gracias a la adrenalina y las endorfinas que liberamos. Si se te esta acabando el tiempo de cada foto, usa un referente del plan Z.

5. Si vas a buscar inspiración, busca en otras marcas que no tengan nada que ver con tu cliente o tu producto. Ejemplo: si es un cliente de shanpoo, busca referente en las imágenes de salsas y aderezos, el empaque es parecido, ¡pero la composición es muy diferente!

7. Para los fondos, retazos de tela, papeles, foamy, y todas las superficies del lugar donde trabajes serán tus mejores aliados.

6. La fotografía abstracta te ayuda a la composición de imágenes apropiadas para redes, que luego serán intervenidas con texto. Recuerda, siempre mantén una paleta de color.

8. Piensa mas allá del producto, busca elementos que identifiquen al consumidor.

9. Pide autorización al cliente para la deconstrucción del producto, sus partes son tan importantes como la totalidad.

10. Investiga otros usos del producto, su HISTORIA, la etimología y los usos históricos, las ideas vienen de nuestra historia y podrás enseñarle algo a los consumidores finales del producto.